viernes, 31 de diciembre de 2010

Otra oportunidad






Que relativo es el concepto de tiempo, dependiendo del espacio. La velocidad de la luz a la que marcha la nave se antoja un viaje crucero, una vez fuera de la orbita terrestre.


La angustia se anuda en el  pecho del piloto mientras observa, impotente, los graves acontecimientos que se ciernen sobre su planeta. La visión desde esa distancia es perfecta, y sus ojos esgrimen destellos de horror contemplando como, lentamente, la tierra se va tiñendo de azul. Los peores augurios eran ciertos, y los océanos, crecidos por el deshielo de los polos, engullen las diminutas manchas marrones de los continentes, eliminando a su paso toda vida y civilización existente, en esta enésima Apocalipsis.



Una lágrima licúa en su rostro todo el horror del momento, cuando, de repente, un picotazo en la mano lo saca, sobresaltado, de su ensimismamiento.


- ¡Eh! ¡Que coño…!


- Tranquilo, es una gallina- Dice la copiloto, que a su vez trata de desembarazarse de un chimpancé que, aferrado a su pierna, se masturba.


- ¡Quita! ¡Mono asqueroso! Las jaulas, creo que se han abierto las jaulas…


- Joder. Lo que faltaba. ¡Quieta!... Puta gallina.


La cabina de control es un caos. Un par de chuchos ladran mientras una vaca hace acto de presencia, tranquila ella.


- ¡Comandante Noe! Las jaulas se han abierto, señor.


El comandante despierta, perezoso y malhumorado, de su siesta.


- Uhm. Ya va. Ya. Vaya jaleo. ¡Vamos, bichos, adentro! Ay, Señor, Señor.




3 comentarios:

Manuel dijo...

jajajajaja eres tremendo, Castelo. GENIAL.

Es que me has hecho reir de verdad, joío.

Un abrazo.

Mónica dijo...

jejeje, en una nave? Noe salvó a los animales metiéndolos en esa ocasión en una nave? jejeje

Un saludo Caste.

mcjara dijo...

Pues sí, naves-arca eran en la película de 2012, ¿no?
Una peculiar adaptación del arca de Noé.Me has hechon reír.