martes, 13 de marzo de 2012

Mientras duermes





Mientras duermes
(Tonecho)




                                Estas dormida y yo te miro casi sin querer, de reojo. Aprovecho, mientras descansas, para reencontrarme con mis fantasmas, que me adoran (…y últimamente me extrañan). También aprovecho, cobarde (…siempre lo he sido, eso no es nuevo) para pensar con la tranquilidad de saber que no me miras.

                Es así, en la soledad del silencio, cuando me siento libre (…la libertad en compañía es utópica). Es tu sexo (…que adoro) el que me ata, amiga. Este lo representa tu mirada (derramando susurros) y la certeza de tu boca; por eso duerme, cielo….sigue durmiendo. Deja que me sienta hombre un poco más; entre tus piernas no soy más que un niño y necesito crecer, o creerme que lo hago (…vivo en el engaño, si; me encanta; oculta la verdad, tan puta como siempre)

             Ahora, al verte así, aparentemente inofensiva, un escalofrío me recorre; algo que jamás había sentido: Cariño (…lo que hacer follar a menudo). Si creyese en el amor, diría que estoy enamorado, pero no, es algo infinitamente superior; es paz. Sé que estoy a gusto contigo, y eso me acojona. Salta en mil pedazos mi rol inaccesible, mi independencia y mi encantadoramente triste vida.

          Ayer me di cuenta. Cuando el ritmo del aliento anunciaba un intenso y cercano orgasmo, me pediste; - …tone, correte en mi, no te separes….por favor, quédate dentro.
 Yo obedecí (….mis sabanas lo agradecieron), y en ese intercambio de calor, de humedad, de placeres, fui, por un instante, padre, amante, hombre y mujer. Toqué la medula misma de la vida, y algo cambió. Joder, aun no estoy borracho y mira como hablo. Solo me falta ponerme a llorar.

- ¿Tone, estas despierto?

 Veo de nuevo tu mirada azul, y respondo:

- no, vida, estoy soñando. He tenido pesadillas. Sécame el sudor, anda.




              

4 comentarios:

Analogías dijo...

Joder, niño...¡te has salido! (y no lo digo en el sentido obsceno de la palabra, no). Este Tone me ha llegado, me ha tocado. Super sensible, emocional y apasionado. Me ha encantado.

Me quito el sombrero!

Ángela dijo...

Opino lo mismo que Analogias. De lo mejor que te he leído, individuo mio.
Mucha ternura veo yo por aquí. :) ay, Tone, que bueno eres carajo!!

Funambulus dijo...

Me ha encantado tu exploración de estos recovecos tan íntimos, ese intercambio de calor, de humedad, de placeres, hasta tocarla médula misma de la vida. Excelente texto, amigo.
Salud !

de Avalon dijo...

Grande, amigo, grande...