martes, 22 de febrero de 2011

Respuesta adulta




                     La profesora le hizo al muchacho la típica pregunta: - Y tú, Toñin ¿Qué quieres ser de mayor? El chaval la miró fijamente mientras pensaba en sus padres, sus tíos, sus vecinos, la tele. Tras unos segundos respondió, serio: …Niño, señorita.

Indudablemente, ya estaba creciendo.





( Éste de abajo soy yo; Tambien me llamaban Toñin. Al final, crecí...)









4 comentarios:

YOLITA dijo...

Pero que belleza de niño..
Si tuvieramos siempre el corazòn de niños..estoy segura que solo existiria..sonrisas..amor..lealtad..no habrìa orgullo..ni rencor..ni nada que perdonar..
Un corto muy bueno
Te abrazo fuerte Antonio

vicent dijo...

Ya apuntabas maneras de pequeño. Esas respuestas siempre dejarían los ojos abiertos como platos, como diciendo a ver que le digo a este niño...

No nos libramos de los trajes de marinerito por lo que veo. Menos mal que sólo lo llevamos un día.

Me alegro de verte de pequeño, tan entero como ahora. Un abrazo grande, que sepas que aunque pase menos te sigo igual.

Des. dijo...

Ser niño, ser libre de todo lo que viene despues.

Liliana JALILE dijo...

Ácido y contundente humor, amigo. Yo que vos, le sacaba la oración final, y quedaba redondito. ¡Salud, escribidor!